A Octavos

En una hermosa jornada de sol en la linda Santa Fe de la Veracruz, el Ferroviario impuso su favoritismo por ser un Club de Superliga y venció por 1 a 0 a All Boys, en cancha de Unión.

Central Córdoba jugó un gran primer tiempo, donde varios jugadores demostraron un muy buen nivel. Alzugaray, Kichu Díaz, Herrera y Joao Rodríguez fueron un constante problema para el equipo de Floresta, y justamente el colombiano, luego de una excelente jugada colectiva en la que participaron los antes mencionados, definió a la perfección con un tiro bajo y rasante que dejó sin reacción al arquero.

Ventaja Ferroviaria en el marcador, y con el correr de los minutos mereció estirar la diferencia por el buen juego demostrado a lo largo de la etapa inicial.

En el complemente All Boys movió el banco y salió decidido a ser más ofensivo.

Central tuvo que realizar dos cambios obligados por dolencias sufridas por Salomón y Ferroni, que debieron abandonar el campo y fueron reemplazados por Manenti y Galucci, desplazando a Sánchez a ocupar el lateral izquierdo de la defensa.

En esta etapa el Ferro perdió intensidad, el físico comenzó a pasar factura por el despliegue realizado en el primer tiempo y el equipo de desordenó.

Ello permitió que los de Floresta tuvieran una chance clara de empatar, pero Cavallotti ganó el mano a mano con el delantero.

De a poco la experiencia de Correa en el fondo, el trabajo criterioso de Galeano en el mediocampo, la calidad de Gervasio Núñez para aguantar pelotas y generar faltas, más el incansable Herrera, permitieron a los de Coleoni manejar los tiempos del partido.

All Boys intentaba pero sin ideas y Central resignó ataque para ser más combativo en el medio, logrando que corran los minutos sin pasar mayores sobresaltos. Pitazo final de Lobo Medina, y pase a octavos donde espera el Villa Mitre de Falucho Herrera.

Buen triunfo, buenos rendimientos individuales para ser tenidos en cuenta en Superliga, y ahora a cambiar el chip, que en el oeste este domingo se recibe ni más ni menos que al último campeón de Superliga, el Racing Club de Avellaneda.