Aquí te espero Calamar

El empate en San Martín frente a Chacarita, y la correspondiente clasificación al reducido de la B Nacional por el segundo ascenso a la Superliga, generó mucha expectativa sobre quien sería el rival en los cruces de playoff.

La ansiedad fue aumentando el sábado, con los empates de Agropecuario y Gimnasia de Mendoza en sus respectivos compromisos. Faltaban los partidos del domingo y todo hacía presagiar una definición histórica entre los equipos santiagueños.

A primera hora el triunfo de Brown de Adrogué obligaba a Mitre a ganarle a Almagro para clasificar, lo que significaría un nuevo Central CórdobaMitre que paralizaría a toda la provincia.

Los hinchas ferroviarios ya se habían empezado a organizar pensando en el recibimiento del histórico partido y brindarle total apoyo y aliento al plantel, sin embargo el sueño del clásico en eliminación directa por el ascenso se vio truncado.

Una vez más los del 8 de abril sucumbieron ante la presión y cayeron de local ante el tricolor de José Ingenieros por un categórico 4 a 2.

El rival a vencer ahora es Platense, a quien se recibirá en el Alfredo Terrera en el primer cruce, y la revancha será en Vicente López. Dos semanas para mentalizarse, trabajar con tranquilidad y poner a punto físicamente al plantel, sobre todo a los “tocados” por alguna lesión.

Comienza otro sueño, un nuevo objetivo, nace la ilusión por llegar a la máxima categoría del fútbol argentino, enfrente estará el difícil conjunto Calamar.

Parecía que se daba un nuevo clásico; el Ferro hizo lo suyo, Mitre no estuvo a la altura… otra vez será.