Con la cabeza en River

La apuesta salió mal. Maradona comparó este partido con la semifinal frente a Italia, y Central Córdoba puso un equipo con varios jugadores que no pertenecen al usual once titular, algunas bajas obligadas y otros producto de decisiones tácticas.

La tónica del primer tiempo fue favorable gracias al tempranero gol de Joao Rodríguez.

A partir de ahí el Ferro se sintió cómodo en el encuentro y obligó a Gimnasia a cometer innumerables errores.

El local solo llevó peligro gracias a un cabezazo bien resuelto por Cavallotti. Hasta ese momento nada hacía presagiar lo que sucedería en el complemento. El lavado de cabeza del Diego y su cuerpo técnico fue efectivo, y el Lobo cambió la actitud y prácticamente se llevó por delante al equipo de Coleoni. Fue así que Contín dentro del área chica y de cabeza estampó la igualdad.

El local aprovechó ese impulso y fue el amplio dominador del segundo tiempo. Coleoni movió el banco con los ingresos de Villalba, Cristaldo y Nani, pero ninguno de los ingresados pudo torcer la historia.

Así fue que el mismo Contín se hizo presente en la red nuevamente poniendo cifras definitivas al encuentro ante un inexpresivo Ferroviario.

Primer triunfo de Gimnasia en La Plata, y una dolorosa derrota del Ferro, que si bien termina fuera de la zona de descenso, pero muy cerca de los rivales de turno.

La mente está puesta en la final de Copa Argentina, el Sapito Coleoni apostó a poner lo mejor en el partido del viernes 13, y todo el pueblo Ferroviario confía en él y en que la Copa venga a Santiago del Estero.