Dura derrota

Minutos iniciales de estudio, se intentaba tratar bien la pelota pero sin mayores pretenciones, salvo un disparo de media distancia desviado de gran forma por Taborda, y una incursión por izquierda de Luján, quien se metió en el área y su remate obligó al arquero local a una buena respuesta.

Y vino la jugada clave del primer tiempo, un discutido penal, producto de un desborde por derecha, el jugador del dragón hace pasar de largo a Vera Oviedo y su intento de centro pega en la nuca de Ferrero y luego en su brazo demasiado elevado. Messiniti factura y allí cambió el rumbo del encuentro.

El Ferro sintió demasiado el golpe, se desordenó, solo alguna inspiración de Luján generaba expectativa, mientras que el local se sentía cada vez más cómodo, y de esa manera dominó casi a placer hasta el término de la primera etapa. En el complemento Coleoni movió el banco, ingresó la Joya Jara en lugar de Renso Pérez (de otro muy pobre partido) para darle más peso en ataque al equipo.

La actitud ya era otra, el ferroviario comenzó a jugar directamente en campo rival, decidido a buscar la igualdad, pero sin efectividad en ataque. Cuándo menos lo merecía Defensores amplió la ventaja; error defensivo bien aprovechado por Perez Guedes, que vulneró a un indefenso Taborda.

Desde allí todo muy cuesta arriba, el equipo se vio demasiado afectado en su ánimo, cundió el desorden, los ingresos de Salces y Robles tampoco fueron solución, así Central se convirtió en un cúmulo de intentonas individuales infructuosas hasta el final.

Otro preocupante rendimiento de un equipo que se olvidó de jugar al fútbol, y que ahora no contará con la tranquilidad de los resultados a favor. Coleoni deberá replantearse la manera de encarar los partidos subsiguientes para poder volver a estar en zona de reducido.

 

 



#Seguinos en Instagram