Empate justo

Difícil desde lo mental para Central Córdoba. Se estuvo a 5 minutos de clasificar a Copa Libertadores, pero la victoria de Flamengo truncó la primera posibilidad de clasificación a fase de grupos, ya que todavía queda disputar la final de Copa Argentina.

Con esa sensación salió Central Córdoba a jugar su compromiso frente a Huracán. Sin embargo el Ferroviario solo tardó quince minutos en tomar el control del juego en su visita a Parque Patricios. Primer tiempo con pocas emociones, aunque la más clara fue del Ferro, que era quien imponía condiciones. Herrera quedó mano a mano con el arquero del “globo” quien prefirió intentar asistir a Núñez pero su pase se fue largo, desperdiciando una inmejorable oportunidad.

En la segunda etapa Central Córdoba seguía concentrado, jugando un encuentro cómodo. Fue así que luego de un tiro de esquina Marcos Sánchez se llevó por delante el balón empujándolo dentro del arco. El Ferro ganaba y era justo. Pero el local movió el banco, puso juveniles con gran futuro para buscar la igualdad. Justamente uno de los recién ingresados definió de manera impecable ante la salida del Ruso Rodríguez para estampar el empate, en una de las pocas claras que tuvo Huracán a lo largo del partido. Coleoni puso toda la carne en el asador en procura de la victoria, con los ingresos de Barraza, Joao Rodríguez y Miracco, pero el resultado ya no iba a modificarse.

Empate justo, que permite a Central Córdoba seguir fuera de zona de descenso. Se vienen tres verdaderas finales, frente a Rosario Central en el Alfredo Terrera, contra el Gimnasia de Maradona en el bosque por Superliga, y la gran final de Copa Argentina frente al golpeado River Plate.