Errores que cuestan caro

Había que sumar. La situación de Central Córdoba en la tabla es incómoda por tanto resultaba imperioso traerse algo de La Paternal.

El Ferroviario salió a jugar de igual a igual en el primer tiempo, y a pesar de no tener tanto la pelota, fue práctico para atacar pero sufrió nuevamente su gran problema; la falta de definición. El Ferro jugó bien en la primera mitad, siendo inteligente para vulnerar la línea defensiva del local, sin embargo ni Herrera ni Gervasio Núñez estuvieron finos y malograron situaciones inmejorables. Así se fueron al descanso con un sabor agridulce para la visita, conformes con el rendimiento, pero preocupados por no ser efectivos en ataque.

En la segunda mitad el “Bicho” de La Paternal, aprovechó al máximo la que tuvo; pierde Bay la marca, Melivilo comete falta en un lugar peligroso, centro al punto del penal y Quintana anticipó a toda la defensa para abrir el marcador. Totalmente injusto, y para colmo cuando tan solo habían pasado cinco minutos, y el Ferro no lograba similar el primer gol, llegó el segundo gracias a un remate de Hauche. Nuevamente dos goles en cinco minutos sufría el Ferroviario, pero esta vez, una buena asistencia de Herrera permitió que Gervasio Núñez defina bien de derecha para poner el descuento.

Allí renacieron las esperanzas para la visita, que no merecía ir abajo en el marcador. Coleoni decidió mover el banco para ir a buscar el partido, pero inentendiblemente sacó a Galeano, quién daba equilibrio y salida al mediocampo, para el ingreso de Valencia. Mucho más entendible fue el cambio de Alzugaray por Melivilo, quién tuvo un buen partido, pero ya estaba cansado y amonestado. El Ferro perdió el mediocampo con la ausencia de Galeano y se hizo un equipo partido. Central intentó hasta el final y pudo llegar al empate con un cabezazo en solitario de Herrera, pero le salió directo a la posición del arquero. Se moría el partido, y una nueva desatención defensiva dejó absolutamente solo al jugador más peligroso del local, el tanque Silva, quién apareció solo para definir el encuentro con un soberbio cabezazo.

El Ferro pagó carísimo los errores propios y se hunde en ambas tablas. Nuevamente se encontró el juego, quizá también el esquema con Gervasio Núñez y Galeano, pero se deberá trabajar mucho en definición para poder sumar de a tres frente a Godoy Cruz, en el Alfredo Terrera.