¡No te irás Nunca!

De carisma soberbio y agradable personalidad, Gustavo Iván Coleoni fue aquel “prócer” de los buenos y malos momentos futbolísticos ferroviarios desde el 2017 a la fecha. Tanto su llegada
como su salida, se dieron en malos momentos (si de resultados se trata) claro. Todo comenzó cuando aquel diciembre de 2016 Marcelo Fuentes dejó vacante la dirección técnica en Central
Córdoba, luego de un mal primer semestre que culminó un ciclo para el olvido.

Luego vino el “sapo” que con su toque levantó a un equipo que, si el destino le daba algunas fechas más, seguro se salvaba del descenso. Pero no fue así y aquella noche lluviosa de Julio del
2017, vio como el ferroviario descendía al Torneo Federal A.

Pero aquel golpe fortaleció a Coleoni, quien fue ratificado por la Comisión Directiva de turno y comenzó un camino que, sin saberlo, iba a llegar a las mejores de las estaciones imaginadas.
Ascenso al Nacional B en mayo del 2018 y consecutivamente en junio del 2019, ascenso a la Superliga de futbol argentino. ¿Acaso habrá algún ferroviario tan imaginario que a lo mejor lo
sonó?.

El primer semestre de la temporada 2019/2020 (la que se encuentra paralizada y aun no se sabe si continuará) fue de menor a mayor y tuvo su pico con la goleada histórica en el nuevo gasómetro
ante San Lorenzo: 4-1 en la fecha 9, lo que ratificaba la grandeza de un equipo que salía a jugar de igual a igual en cualquier cancha.
Como si eso fuera poco, el equipo continuaba escalando y llegó a la final de la Copa Argentina.  Final en la que estuvo a la altura pero que enfrente estaba el por este entonces y porque no
todavía, mejor equipo de América. El resultado 3-0 quedará para las estadísticas, pero el hecho de ser subcampeón de la Copa Argentina posiciona al ferroviario como uno de los pocos equipos del
interior en haber logrado llegar a esa instancia.

Convencido de que este semestre seria también de buenas, “el sapo” comenzó el 2020 con la seguridad de continuar por la buena senda. Sin embargo, los resultados no fueron los esperados y
traspié de por medio, triunfos que no llegaban y derrotas que llenaban de preguntas, acabaron con la continuidad de quien es seguramente de los mejores DT de la historia ferroviaria.
Gustavo Iván Coleoni, ese “sapo” que ya antes de venir al oeste lo alababa y demostraba las ganas de dirigir al ferroviario, dijo hasta luego, el destino dirá si será de un corto/mediano o largo plazo.
Hasta luego Gustavo, la próxima estación vos sabes bien cual es…