Oportunidad perdida

La histórica tarde en el Monumental de Núñez parecía ser favorable al Ferroviario.

Los primeros minutos lo mostraba ordenado y concentrado ante un inexpresivo equipo millonario, y a ésto se le sumaba la temprana e infantil expulsión del defensor Paulo Díaz producto de una agresión sin pelota a Núñez.

Sin embargo River con un jugador menos, y después del parate para hidratarse por la calurosa tarde porteña, fueron los conducidos por Gallardo quienes salieron con la determinación para controlar el juego. Dominaba el local pero sin llevar peligro al arco de Rodríguez. Todo indicaba que se iban al descanso sin abrir el marcador, pero una distracción del fondo Ferroviario permitió un desborde de Suárez que remató mal y mordido al arco, transformándose en un centro que cruzó el área y fue interceptado por Borré para romper el cerro en el último minuto del primer tiempo. Golpe psicológico si los hay.


En la segunda etapa Central Córdoba salió decidido a buscar el empate, procurando posicionarse en campo rival, pero sin la claridad necesaria. Coleoni movió el banco mandando a la cancha a Chávez y Rodríguez por Bay y Cure, y minutos más tarde Cristaldo por Quilez.

Cambios ofensivos, pero que no influirían en el trámite del encuentro. Central intentaba y River de contra tenía las más claras en los pies de Suárez, primero picando la pelota por encima de Rodríguez y luego rematando por derecha, ambos disparos devueltos por el travesaño.

Central iba a fuerza de tiros libres; solo un error de la defensa millonaria derivó en una inmejorable posibilidad que el Ferro desperdició por la mala decisión de Gervasio Núñez, quien teniendo la posibilidad de asistir Herrera optó por hacer la individual, siendo anulado por el marcador riverplatense.

Los de Coleoni intentaban con lo que podían hasta los últimos minutos, pero apareció la jerarquía del ingresado Scocco para desparramar a Meli y Rodríguez, y así poner cifras definitivas. Oportunidad desperdiciada por como se dió el encuentro, jugando con un hombre de más durante la mayor parte del partido. Ahora a trabajar pensando en el equipo (sin Núñez ni Nani por 5 amarillas) para ganar la final que se viene en Mar del Plata frente a Aldosivi.