Parate y puesta a punto

Los que amamos el fútbol tendremos que esperar varios días para ver al equipo de nuestros amores.

Este fin de semana no habrá actividad ya que se realizarán las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), en lo que será un domingo de fiesta cívica en todo el país.

Pero si a alguien beneficiaba este parate era a Central Córdoba. Bien lo dijo al comienzo del torneo su DT Gustavo Coleoni, que lo que le faltaba al equipo era tiempo de trabajo. Demostró estar acertado con el cambio rotundo que hubo en cuanto a rendimiento de una fecha para otra; de aquel desdibujado encuentro frente a Newell’s a este muy comentado, y elogiado por todos los medios, triunfo ante Atlético Tucumán.

Una semana sin fútbol que está siendo aprovechada al máximo por el cuerpo técnico, no solo para poner a punto a quienes vienen jugando en las primeras fechas, sino especialmente a los refuerzos que llegaron sobre el final.

Los más optimistas creían que para el otro finde, frente a Talleres en el Kempes, podría llegar a estar en condiciones el delantero Miracco (se desgarró en la pretemporada), sin embargo no recibió el alta médica, por tanto su debut sería recién en el oeste frente a Racing, o quizá en el partido entre semana por Copa Argentina frente a All Boys.

Lo cierto es que lo que a los hinchas nos apena, que es no tener fútbol durante varios días, al cuerpo técnico le viene como regalo del cielo para la puesta a punto de todos nuestros jugadores. A controlar la ansiedad por parte nuestra y dejar trabajar a los profesionales, que ya en la segunda fecha demostraron que van por el camino correcto.