Primera final

¿Para tanto es, como para llamarle una final?

Por supuesto que sí. Central Córdoba tiene un cierre de año tan soñado como difícil.

Por un lado se encuentra fuera de la zona roja de los promedios (por poco), y por otro disputará ni más ni menos que la gran final de Copa Argentina frente al superpoderoso River Plate.

Y tanto el “canalla“, como el siguiente rival, Gimnasia y Esgrima de La Plata, son rivales directos por la permanencia. Por ello hoy podemos decir que es la primera de tres finales, con el condimento especial de que será el último partido como local del año, y el pueblo Ferroviario asistirá masivamente para despedir al plantel y cuerpo técnico que tanta satisfacciones nos dieron.

Enfrente estará un rival que viene en franco ascenso, con un técnico y jugadores con experiencia. Rival de cuidado, pero que se puede vencer. Coleoni, salvo Alzugaray lesionado y Vega suspendido, dispondrá de lo mejor para vulnerar a los rosarinos, con la necesidad de sumar tres puntos fundamentales.

Se juega en el Alfredo Terrera desde las 21 45 h.
Posible formación:
Rodríguez; Quilez, Salomón, Nani, Bay; Meli, Galeano, Sánchez, Núñez; Melivilo, Herrera