¡Primera victoria!

La quinta fue la vencida para Central Córdoba en la Copa de la Liga Profesional.

Sin chances de clasificación para entrar a la zona campeonato, el Ferroviario y el Halcón de Varela se enfrentaban en la calurosa tarde bonaerense.

La visita parecía con más ambición en los primeros minutos, con una presión alta al juvenil equipo de Hernán Crespo, provocando la recuperación rápida del balón y generando peligro en área local. En una jugada por izquierda que tuvo como protagonista a Bay, su remate fue devuelto por el arquero, sin embargo el mismo lateral capitalizó el rebote y envió el centro bajo para que Abel Argañaraz diga presente en el marcador.

El Ferroviario tuvo algunos desacoples defensivos que no pudieron ser aprovechados por Defensa y Justicia, y en una rápida salida del Oso Sánchez, y una asistencia precisa de cabeza de Argañaraz dejó mano a mano a Riaño, para que con un remate cruzado ponga el 2 a 0 parcial.

Central se relajó, abandonó la presión alta, y el local se adelantó metros en el terreno. Fue así que luego de una buena combinación Merentiel vulneró la resistencia de Sánchez, para irse al descanso con una ventaja mínima para la visita en una entretenida primera mitad.

El segundo tiempo mostró a Defensa y Justicia decidido a ir por el empate, mientras que el Ferroviario lucía desordenado y lento, con poco peso ofensivo. El partido pedía cambios a gritos, para dar nuevos aires, piernas e ideas frescas, pero solo el local movía el banco. Recién a los 25 minutos Berti dispuso el ingreso de Montenegro por Rojas, pero no alcanzaba para equilibrar el juego. El Halcón se mostraba superior y pretensioso, que superaba ampliamente al mediocampo Ferroviario.

El ingreso de Ribas no tuvo el efecto esperado; por el contrario el “Perrito” Barrios sí pudo aportar velocidad y rebeldía. La insistencia de los dirigidos por Crespo tuvo sus frutos sobre los 37 minutos, con un impecable cabezazo al ángulo de Paredes.

A los 40 del segundo tiempo Berti mandó a la cancha a Rosales y Brochero, parecía demasiado tarde, pero a pasar de los pocos minutos en cancha Santiago Rosales demostró su calidad y tranquilidad para definir y darle, sobre la hora, la primera victoria en la copa a Central Córdoba por 3 a 2.

Se pudo ver una mejoría en el juego, más allá del equipo alternativo al que enfrentó; con Cerro y Riaño como los jugadores con mayor claridad, y varias dudas en la última línea. Mucho por mejorar, pero con la tranquilidad que siempre aportan las victorias, y que algunas respuestas parecieran estar entre los que usualmente no forman parte del once titular.