Puntazo

Un muy flojo primer tiempo de ambos equipos, solo un remate desviado de Barraza apenas comenzado el encuentro y un gol anulado para el local habían sido las únicas aproximaciones, hasta que el Sojero aprovechó la pelota parada, y de cabeza abrió el marcar.

Injusto, ambos merecían un cero bien grande.

En el segundo período, el ingreso de Jara por un errático Ramírez no fue fructífero. El Ferro desordenado, pero con mucho amor propio, fue a buscar el empate mientras Agropecuario decidió cuidar el resultado y apostar a la contra.

De todas maneras el encuentro siguió siendo de muy bajo nivel y con pocas emociones, sólo un nuevo impacto de cabeza por parte del local llevó peligro. Con los ingresos de Pinto (debut absoluto del juvenil) y de Ortega por Melivilo, Coleoni armó un once más ofensivo en cuanto a nombres, pero no tanto en la práctica. Central era un equipo sin brújula, y para colmo de males a poco del final sufrió la expulsión de Bay.

Pasaron los minutos y cuando parecía que la visita se quedaba con las manos vacías, apareció Ortega, para sellar la igualdad con un potente remate.

Empate que sirve para seguir sumando y conservar chances de ascenso, pero mucho trabajo tendrá el entrenador en la semana para rearmar un equipo con ausencias obligadas, pero sobre todo para levantar el nivel futbolístico en lo que va del 2019.

 

Gentileza Departamento Prensa


#Seguinos en Instagram