Hinchada Ferroviaria en Cordoba

RecontraMIL locales, otra vez

Las repercusiones de la resonante clasificación de Central Córdoba a semifinales de Copa Argentina son moneda corriente en todos los medios, aún en los que no son exclusivamente deportivos.

Además del logro deportivo, lo que suena en la caja de resonancia de dichos medios de comunicación y las redes sociales es la gran convocatoria del equipo Santiagueño.

Otra vez una marea de Ferroviarios acompañaba al equipo de Coleoni. Mitad de mes, mitad de semana, día laborable, crisis económica, poder adquisitivo más bajo que en Buenos Aires; nada de eso fue impedimento para teñir de negro y blanco a la popular de Instituto.

Según información de la siempre complicada, meticulosa, rigurosa y densa policía de Córdoba (especialmente contra los Santiagueños), aproximadamente un millar y medio de Ferroviarios coparon Alta Córdoba, poniéndole calor y color al estadio Juan Domingo Perón.

Atónitos quedaron los hinchas platenses al sentir el fervor y ver el gran número de Santiagueños; más aún en el minuto 25 del segundo tiempo, cuando se dieron cuenta que recién ingresaba el grueso de la barra del Ferro, tras padecer los insufribles controles policiales. Y el sacrificio no fue en vano, puesto que solo un par de minutos después Gervasio Núñez definiría de zurda para hacer tronar al estadio.

Grito ensordecedor del pueblo Ferroviario, grito de desahogo, de bronca, de felicidad… tanto aguante había valido la pena.
Se vienen las semifinales, que venga cualquiera, y ojalá que la próxima sede no sea en un lugar lejano, y mejor aún, que sea un día no laborable, para que la masa Ferroviaria siga demostrando que es de las más convocantes del interior.

La próxima meta es este lunes; a copar el Alfredo Terrera frente al mismo rival de ayer, que a este partido se lo gana en la cancha y en el tablón.