Traspié en Mendoza

Mucha expectativa había en el pueblo ferroviario por la visita de Central Córdoba a la tierra cuyana, teniendo en cuenta la racha positiva que se tenía y la posibilidad de escalar en la tabla jugando con un rival directo, sin embargo desde el comienzo del encuentro se notó al equipo santiagueño muy impreciso, enemistado con el balón y carente de ideas. El local sin demasiados esfuerzos impuso condiciones rápidamente, aunque sin ser tan punzante.

Sin embargo, promediando el primer tiempo, llegó la apertura del marcador para Gimnasia y todo se hizo aún más cuesta arriba para el Ferro. En el complemento nada iba a cambiar, el lobo mendocino cada vez se sentía más cómodo y jugaba con total tranquilidad ante el desorden de la visita. Y fue el mismo autor del primer tanto, Cucchi, quien estiró diferencias y pondría el marcador definitivo. Y para coronar una tarde negra para Central Córdoba, sufrió la expulsión de Cristian Vega, perdiendo de esta manera para el próximo partido a la dupla de mediocampistas centrales titular (Romero ya fue intervenido de los ligamentos y tendrá meses de inactividad).

Derrota que preocupa, no tanto pensando en la tabla como está hoy, sino más bien teniendo en cuenta el muy flojo rendimiento nuevamente (contra Platense se ganó, pero se jugó mal) de cara a lo que resta del torneo. A ello hay que sumarle las expulsiones y lesiones, y que quienes vienen desde el banco no demuestran estar a la altura de las circunstancias. Mucho trabajo para Coleoni y cuerpo técnico, y también para la dirigencia que tendrá que conseguir un mediocampista central con urgencia.