Central Cordoba vs Rosario Central

Un misil para empatar

Se sabía que era un partido difícil, ante un rival complicado con el promedio pero en franco ascenso.

Central Cordoba vs Rosario Central

Central Cordoba vs Rosario Central

Las lesiones de Núñez (microdesgarro) y Bay (distensión en el gemelo) obligaron a Coleoni a realizar cambios, de jugadores y de esquema: tres en el fondo con la vuelta de Vera Oviedo, Nani por izquierda y Salomón por derecha; Galucci, Meli, Galeano por el medio y Sánchez, Quilez por los extremos, mientras que adelante la dupla de ataque era Herrera y Miracco.

Muchos cambios que al comienzo parecían dar frutos porque durante quince minutos se jugó en campo del “canalla”, pero sin situaciones claras.

El Ferro bajó un poco el ritmo y la visita comenzó a manejar los tiempos, teniendo la más clara en un mano a mano entre el delantero y el Ruso, pero el jugador visitante desvió el remate.

Le costó varios minutos encontrarle la vuelta al equipo del Sapito, y solo en los diez finales de la etapa otra vez pudo hacerse presente en el ataque con un excelente desborde de Sánchez, magníficamente desviado su centro por el uno rival, cuando Herrera se relamía para empujarla a la red.

En el complemento el partido se volvió parejo y con pocas emociones; era más disputado que jugado. Pocas ideas a la hora de atacar para ambos, sin embargo en un remate inofensivo la pelota se escurrió entre las piernas del Ruso Rodríguez, que con un autogol ponía la sorpresiva ventaja para Rosario Central.

El equipo sintió el golpe, se desconcentró, y la visita se mostraba muy cómoda con el trámite del encuentro. Coleoni puso todo para buscar la igualdad: adentro Melivilo y Cristaldo, pero ambos poco gravitaron en el ataque.

Solo el ingreso de Joao Rodríguez cambió la tónica del juego, provocando que los rosarinos le cometieran reiteradas infracciones. Y en una de ellas, luego del centro, la pelota le quedó a Meli, quién asistió al “paragua” que estaba en posición de ataque, y el gran Hugo sacó un verdadero misil desde 25 metros que infló la red del arco defendido por Ledesma. ¡GOLAZO! tremendo desahogo, ya que parecía que el Ferro no le encontraba la vuelta al partido.

Central Córdoba no se resignó, y fue con todo en búsqueda de la victoria. La más clara la tuvo Joao Rodríguez, pero su remate no pudo vulnerar al buen arquero rosarino. El “canalla” hizo tiempo, conforme con el punto, ello sumado a los muy escasos minutos de adición que dió Rapallini, redundaron en la definitiva igualdad, que le permite al Ferroviario seguir fuera de zona de descenso.

La gente valoró el esfuerzo y despidió con una merecida ovación al plantel. Ahora a visitar al Gimnasia de Maradona, con el objetivo de conseguir un buen resultado.